30 de julio de 2006

¿Te gusta presumir, conducir...O FARDAR?

Pues si, hay que echarle valor y millones para tenerlo. Se trata del Ferrari P7/5 Pininfarina. Este coche ha sido creado en exclusiva para el coleccionista James Glickenhaus, y le ha costado la friolera de 3 millones de dólares. Me pregunto qué habra lamido y peloteado el tal James para conseguirlo...

Básicamente se trata de un Ferrari Enzo con la carrocería rediseñada por Pininfarina.Y ya que soy muy jodón, le voy a quitar encanto a la noticia. Que sepáis que los motores de combustión interna son de los menos eficaces.

Esta noticia me ha hecho pensar un poco sobre la evolución que está tomando la venta de vehículos.

Frente a más del 90% de rendimiento de un motor eléctrico (de la energía que consume más del 90% se emplea en el movimiento):

- El motor de vapor tiene un rendimiento del 12-15%
- El motor de Gas Natural el 18%
- El motor de gasolina el 20-25%
- El Diesel turbo-intercooler del 40-45%

De lo cual, se deberían sacar dos asombrosas conclusiones:

- La masa social (entre la que me incluyo) debería estar orgullosa de sus utilitarios Diesel. De cada 10 litros de combustible, sólo 4 mueven el coche, y 6 se pierden en calor por el ventilador. Pero son al día de hoy los vehículos más ecológicos en cuanto a balance energético, emisiones CO2, etc.

- El propietario de ese Ferrari sólo va a provechar 2 de cada 10 litros en vacilar a la peña. Que se joda. Que lo pague. Lo que me asombra de la mecánica es qué pasaría si aprovechara los otros 8 litros. Saldría directo a la luna. Digo yo.

De todas formas, la industria automovilística sabe cómo aprovechar esos litros de más que se pierden, y hace años. Existen unos materiales curiosos, llamados cerámicas. Las hay que no dilatan. Las hay que soportan las más altas temperaturas (los bajos de color negro del Transbordador espacial son losetas cerámicas). Las hay antifricción, apenas oponen resistencia entre ellas.

Esos litros que escapan de nuestras carteras directamente a la atmósfera, se deben básicamente a que los motores son de metal. Por ello, y al no aguantar temperaturas mayores de 200 grados porque griparían (se funden las piezas entre si), se necesita el circuito de refrigeración. El agua, vamos. Y el aceite también.

Si los motores fueran cerámicos, nos sobraría el agua y el aceite. Y aprovecharíamos por lo menos 8 de cada 10 litros de combustible. Ahorraríamos un montón de piezas y de peso. Serían mucho más contaminantes, pero hay soluciones a eso (catalizadores y demás).

Imaginaos el panorama: mi turbodiesel de 1.995 cm3 110 CV daría 200 CV con el mismo consumo de 7 litros/100 km. O bien tendría los mismos caballos con 495 cm3 y gastaría 3 litros/100 km.

Y el del Ferrari saldría hacia las estrellas, como en Star Trek. Qué lástima de no haber nacido multimillonario.

Dios da pan a quien no tiene dientes

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Aquí discrepo por completo contigo, kachoperro.
Quien se compra un Ferrari lo que menos le importa es lo que gaste y su eficiencia o aprovechaimento.

Y tampoco debe preocuparnos al resto, por eso emites juicios de valor gratuitos, es algo que nos molesta al resto (al contrario que con los SUVs en la ciudad donde tienes toda la razón ya que en caso de colisión te deshacen) entonces hay que respetarlo.

No sé si has conducido o disfrutado alguna vez de un Ferrari, creo que no, el día que lo hagas entenderás que es una filosofía distinta: apenas hay Ferraris en comparación con cualquier otra marca y apenas tienen kms.
Se compran porque son joyas, tesoros con ruedas como quien compra un cuadro de un pintor famoso y su disfrute no es solamente en conducción, sino contemplándolos, subiéndote y arrancando mientras su sonido te dispara la adrenalina, son coches de ensueño, para verlos, escucharlos y enseñar al resto del mundo lo bello que puede ser un coche (en concentraciones generalmente): ese el modus operandi de todo conductor de Ferrari y nada debería merecer más respeto.
saludos

Anónimo dijo...

Yo hablo de mi coche, un Ferrari Modena del 99.
Quien compra Ferrari no lo hace para fardar ante terceros, sino ante SI MISMO, cuando bajas antes de irte a dormir al garaje y te enciendes un pitillo mientras lo contemplas.
Para fardar un coupé diesel, un Hyunday coupé y en según qué ámbitos un León tuneado.

El F360 lleva un motor de 5 válvulas adelantado a su época, el coche es 100% de aluminio para aligerar peso, su cambio F1 es todavía hoy imbatible, su doble embrague en modo sport ha sido intento de copiar por el resto, su motor que gira a 8.700 rpm, el sistema de admisión, etc. etc. los Ferraris no son solamente las más bellas carrocerías, por dentro son auténticos portentos de tecnología, coches con alma de circuito y silueta elitista, amenudo desconocida por quienes los prejuzgan, que obviamente se preparan para disfrutar, no para durar en un uso diario.

Solamente puedes entenderlo cuando tienes un Ferrari y un amor al coche desmesurado, entonces todo cobra sentido y cosas intrascendentes o supérfluas dejan de serlo.

Kachoperro dijo...

Tranquilo, anónimo. Veo que no has captado la ironía de "Y el del Ferrari saldría hacia las estrellas, como en Star Trek. Qué lástima de no haber nacido multimillonario."

Era una forma de entrar en el tema del rendimiento térmico de los combustibles.

En el tema del amor a Ferrari no me voy a meter; pertenezco a la masa social que no tiene presupuesto para permitírselo.

Caro que si me invitas un día.... prometo no pasarlo de 300 km/h, jeje

Es más, si algún día algún fabricante sacara un motor de cerámica, ¿adivinas la marca del mismo?

Krapula dijo...

Los coches y las motos han sido parte de mi vida, he ido ascendiendo en la escala de CV desde un dos caballos, hasta el actual de 408 CV, y en motos igual, de una Montesa Impala, a una CBR XX 1100 de 164 CV, he disfrutado viajando por España y Europa. Eso era antes, ahora hago unos 70.000 km año, soy médico y viajo por imperativos absurdos a 138 KM/h, ya no disfruto, voy distraido, hago fotos a la Guardia Civil, me entra sueño, voy con tres mobiles, eso si con conexión inalambrica, juego con el Tomtom...voy pendiente de los radares, de los coches aparcados,de los postes sospechosos.
Estoy en espera del accidente que tendré por ir tan distraido.
Claro que se puede disfrutar de un Ferrari...pero ¿a 120 por hora?, mis 408 CV estan aparcados desde hace un año y la moto desde hace 18 meses, no se puede viajar con algo que llega a 302 KM/H a 120, por eso no los uso.
Termino la época de escalada en potencia, en seguridad, en estabilidad, en frenos, hoy un vehiculo de 1500 cc cubre perfectamente esas exigencias.
Es el momento de los desplazamientos, de llegar a los 120 años postrado en la cama y conectado a sondas...lo importante es sobrevivir, no importa el como.
Lo que no se dan cuenta las Autoridades es que siempre hay que pagar un precio, yo moriré en accidente de trafico, pero de forma legal, moriré de aburrimiento, morire de sueño, del gra tedio de buenas carreteras infrautilizadas.
Saludos a todos y enhorabuena por la pagina.
Krapula